BlogInfo Diciembre 2021

Pedro Calero, usuario del Centro de Día de Fundación PRODE, Pozoblanco

Soy Pedro Calero y tengo 60 años. Nací en Madrid y he vivido allí muchos años, con mis padres, Rafael y María y mis tres hermanos: Jose, Rafael y Julián.

Recuerdo mi infancia con mucho cariño, tuve la oportunidad de compartir muchas experiencias y aventuras junto a mis hermanos, lo que ha hecho que seamos una familia muy unida. Aún ahora sigo pasándolo genial con ellos. Todos los años me voy a Madrid unas semanas con uno de mis hermanos y durante el año, todos los fines de semana tenemos planes de familia, cosa que me encanta.

Ahora vivo con mi padre y dos de mis hermanos que nos ayudan en todo lo que necesitamos. Nos gusta vivir juntos porque pasamos muy buenos ratos viendo el fútbol, que es una de nuestras pasiones, o jugando al dominó.

En el Centro de día de Fundación PRODE, al que asisto desde 2007, tengo a mis compañeros y monitoras con las que me llevo de maravilla, especialmente con Marta y con Dori, que son mis favoritas, aunque reconozco que me gusta estar pendiente de todos, de lo que necesitan para poder echarles una mano.

Todas las mañanas salimos a caminar para mantenernos en forma, y nos acercamos al parque municipal biosaludable para hacer ejercicio, trabajamos un rato en cada máquina y Luz nos dice que esta actividad mejora nuestra salud, a mí me encanta.

Otra actividad del centro que me gusta es cuidar de nuestro huerto urbano: airear la tierra, plantar la semilla, regar y quitar la mala hierba, ¡hacerlo en equipo es fantástico! Este año hemos recogido muchísimos tomates y calabacines, y ya estamos plantando para la siguiente campaña.

Pero lo que más me define, según mis compañeros, es mi risa que es ¡súper contagiosa! Me gusta pasarlo bien, reír y hacer cosas divertidas, aunque también es cierto que me enfado con mucha facilidad. Ika dice que como soy tan sensible hay muchas cosas que me afectan, pero es cierto que no hay enfado que me dure mucho tiempo. No hay nada que no pueda arreglar un superabrazo de Pedro, es mi forma favorita de solucionar mis problemas y volver a conectar con mis compañeros.

Mi vida es plena, me gusta lo que hago y las personas que me acompañan.

 

Dejar un comentario