Info21 - Marzo y Abril 2020

HABLANDO CON…Jesús García Jurado, director general de Fundación PRODE

Por abril 30, 2020 mayo 7th, 2020 Sin comentarios

¿Cuál es el aspecto más decisivo para hacer frente a una pandemia tan grave como la del coronavirus?

En una situación de desconcierto, de inseguridad y de alarma, es fundamental que desde que se tiene consciencia de la gravedad del asunto, todas las personas que forman parte de la Organización nos hagamos responsables de nuestro trabajo, manteniendo la calma, actuando con la mente fría y haciendo lo que tenemos que hacer sin escatimar esfuerzos y empleándonos al 200%. Es imprescindible que los responsables estemos implicados y seamos eficaces, y contar con profesionales de atención directa y servicios generales comprometidos con la protección de la dignidad y la salud de los usuarios y residentes en momentos tan difíciles; profesionales como los de Fundación PRODE, que se han unido y se han dejado la piel para que nuestros usuarios y residentes estén bien en todo momento. Podemos estar muy orgullosos y satisfechos de formar parte de esta gran familia y del trabajo que se está haciendo. Lo importante es que cuando esto acabe, hayamos hecho absolutamente todo lo que esté en nuestro poder para que las cosas salgan bien.

En lo relativo a la gestión de la crisis, ¿qué resaltarías?

Que lo que en situaciones de normalidad es determinante, en situaciones de gravedad se convierte en crítico. Un profesional comprometido es importante cualquier día del año. Pero un profesional comprometido cuando viene una tormenta pasa de ser importante a ser absolutamente clave; y a la inversa. Asimismo, si generalmente una serie de acciones planificadas solo se ejecutan si son muy bien comunicadas y se les hace un seguimiento adecuado, los efectos negativos de que esto no sea así se multiplican cuando viene una crisis. Lo mismo sucede con la necesidad de trabajar con procesos y recursos flexibles y ágiles para poder responder a cualquier dificultad o nueva situación que pueda plantearse. Esas tres cuestiones son siempre claves para hacer las cosas bien, pero cuando se trata de prevenir y luchar contra una pandemia de este tipo, ahí ya no cabe hacerlo de otra manera. Igualmente, va a ser muy importante seguir actuando con rapidez, mantener la cautela en todo momento y no bajar la guardia por el hecho de que las cosas vayan avanzando correctamente.

¿Cómo nos habrá afectado el coronavirus cuando todo esto haya pasado?

Las organizaciones innovadoras formadas por personas con espíritu crítico habrán aprendido de todo esto y saldrán fortalecidas, siendo capaces de aprovechar mejor el conocimiento que ya antes atesoraban para mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad y mayores. En nuestra mano está aprovechar ese aprendizaje en términos operativos con el objetivo de centrarnos más aún en las personas y los clientes por los que estamos aquí en cada área de la Entidad. Además, habremos aprendido a usar mejor las herramientas tecnológicas con las que trabajamos todos los días, siendo más eficientes y haciendo mejor las cosas. Y en el plano económico, Fundación PRODE está actuando con decisión y rapidez para fortalecer más aun los cimientos de la Organización con el objetivo de encarar el futuro con la misma ilusión de siempre.

 

Dejar un comentario