BlogEmpleo, capacidades y talento

Fundación PRODE e Imdeec impulsan un programa formativo para personas con discapacidad

Veinticinco personas con discapacidad física e intelectual acaban de iniciar un programa de formación especializada para mejorar su empleabilidad e inserción sociolaboral en el sector ‘Contact Center’ -área de la empresa desde la que se coordinan las comunicaciones con los clientes-.

Para poner en marcha esta iniciativa, que tiene como objetivos potenciar la formación de las personas con discapacidad; romper las barreras socioculturales, legales y físicas que dificultan su acceso al empleo, y mejorar las condiciones del mismo, Fundación PRODE (Red PRODE) cuenta con una subvención del Imdeec dentro de la Línea 6 de la Convocatoria de Incentivos a Entidades sin Ánimo de Lucro 2019: ‘Empleabilidad e innovación en la inserción sociolaboral de colectivos desfavorecidos’.

La presidenta del Imdeec, Blanca Torrent, y el presidente de Fundación PRODE (Red PRODE), Blas García, fueron los encargados de inaugurar una iniciativa con la que ““no estamos creando falsas expectativas, sino ofreciendo una preparación orientada al empleo y con un alto grado de inclusión real –comentó Blas García-. Para lograrlo, trabajamos con docentes expertos que provienen de este área, y que imparten una formación a la carta, adaptada a las necesidades reales de la empresa”.

El sector ‘Contact Center’ se ha convertido en una de las mejores vías para encontrar trabajo para las personas con discapacidad por la incorporación de las nuevas tecnologías. Además, Fundación PRODE (Red PRODE) tiene un acuerdo con una de las empresas más importantes del sector a nivel nacional para formar a trabajadores con discapacidad y que puedan atender su centro de alarmas.

“Con este plan –añadió Torrent- queremos potenciar sus capacidades para que puedan acceder al mercado laboral, y favorecer su independencia e inserción social en igualdad de condiciones”.

Torrent destacó también la importancia de las ayudas que presta el Imdeec a las entidades sin ánimo de lucro locales, “que permiten abrir nuevas líneas de intervención, necesarias para generar oportunidades para todos e impulsar el desarrollo económico y social del municipio sin que nadie se quede atrás”.

Aunque la actividad estaba planeada para ocho hombres y ocho mujeres con discapacidad, con especial atención a residentes de zonas desfavorecidas y barriadas periféricas de la capital cordobesa, el cupo se ha aumentado a 25 alumnos/as. El curso, que consta de 150 horas, finalizará el 30 de marzo.

Dejar un comentario