Info21 - Noviembre 2019

HABLANDO CON… Montserrat Fuster Cabrer, presidenta de Amadip Esment

Por diciembre 13, 2019 Sin comentarios

Háblenos de la fecha, causas y orígenes de Amadip Esment.

Amadip Esment Fundació nace en el año 1962, cuando un grupo de madres y de padres se unió para tratar de buscar opciones y actividades de ocio para sus familiares con necesidad de apoyo. Los comienzos fueron difíciles porque había poca información y poca sensibilidad, tanto por parte de la sociedad, como por parte de la Administración Pública. Al principio, los padres se encargaban del día a día de la entidad y, desde hace 36 años, la fundación está gestionada por unos profesionales que han hecho suyos los valores fundacionales de las familias.

En la actualidad, Amadip Esment es una empresa social, desde la que acompañamos a las personas con necesidad de apoyo y a sus familias en todos los momentos de su vida y tratamos de cubrir todas las necesidades que van surgiendo.

¿Qué hitos más relevantes destacaría en los 57 años de trayectoria de Amadip Esment?

Creo que el hito más relevante es la creación constante y continuada de servicios y de apoyos que están diseñados a medida que surgen las necesidades de las personas. Esta adaptación es el resultado de una actitud de observación y escucha profundos. ¿Qué necesitan las personas y sus familias? El modelo de inserción socio laboral, por ejemplo, responde a la necesidad de que la persona se desarrolle social y laboralmente y que lo haga con unos recursos que se adapten a sus características y necesidades. Que se sienta segura y que tenga confianza en la entidad. El modelo de vivienda busca que las personas se sientan en casa y creen su propio hogar, a la medida de sus gustos y que, además, este “hogar” se adapte a sus cambios vitales. Como detectamos que había personas que se sentían solas, pusimos en marcha el proyecto Vínculos que, básicamente, persigue erradicar la sensación de soledad. Trabajamos para que las personas con necesidad de apoyo tengan una buena vida.

Otro gran hito fue la creación de la Fundación Tutelar porque asegura la continuidad de la atención y la protección de la persona cuando sus familiares ya no estén o pueden encargarse de ellos.

¿Qué retos más destacables se le plantean a la Organización a medio/largo plazo?

Hemos empezado a prestar apoyos a niños en su propio entorno, al lado de las familias y en los lugares en los que habitualmente viven, estudian o juegan. También hemos creado un equipo especialista en prestar apoyos a personas con TEA, incorporando la tecnología y adaptando algunas actividades, como determinados procesos de imprenta, a sus capacidades. Y, por supuesto, queremos seguir mejorando los apoyos que prestamos y seguir acercando los servicios a las personas y a sus familias. Seguir observando, escuchando, y acompañando para continuar facilitándoles la vida y que sean ciudadanos de pleno derecho.

¿Qué significa para Amadip Esment que sea reconocida por otra organización del sector, como Fundación PRODE, por su generosa transmisión de conocimiento, innovación, experiencia y buenas prácticas al ámbito organizacional de la discapacidad intelectual en nuestro país?

Es una gran satisfacción y un honor inmenso. Que las entidades compartamos nuestro conocimiento y nuestras prácticas es básico. Todos los aprendizajes que realizamos y todas las mejoras redundan en el bienestar de las personas con necesidad de apoyo y sus familias. Esa es la máxima finalidad

Dejar un comentario