Fundación PRODE, gasolinera, estación de servicio, Pozoblanco

Pronto abrirá sus puertas PRODENERGY: una “Estación de Servicio Social” en Pozoblanco.

Con esta iniciativa social de Fundación PRODE (ONG sin ánimo de lucro), 5 personas con discapacidad intelectual, enfermedad mental y otras discapacidades tendrán la oportunidad de ser felices a través de una inclusión real. Porque la única inclusión real es la que se consigue gracias a un trabajo que te permita disponer de recursos económicos para ser feliz.

¿Por qué Fundación PRODE pondrá en marcha una “Estación de Servicio Social” en Pozoblanco? Lo hace por las mismas razones que llevan a la entidad a poner en marcha todos sus proyectos generadores de empleo para personas con discapacidad.

  • El primer motivo es que Fundación PRODE existe para que el mayor número posible de personas con discapacidad sean felices y vivan su propia vida, ganando un salario que lo permita. Según el Informe Olivenza, estudio panorámico sobre la situación de la población con discapacidad en España, la tasa de empleo de las personas con discapacidad es casi 3 veces menor que la tasa de empleo de las personas sin discapacidad. Es decir, solo una de cada cuatro personas con discapacidad tiene empleo. Estos datos son devastadores, y PRODE asume el reto de luchar contra esta situación injusta.
  • Según datos del Observatorio Estatal de la Discapacidad (OED), instrumento técnico del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, el riesgo de pobreza para las personas con discapacidad es del 38,4% en el Medio Rural. En España residen en el Medio Rural prácticamente un millón de personas con discapacidad. Pues bien, Fundación PRODE se hace responsable desde hace muchos años de cambiar esta circunstancia en Los Pedroches, generando riqueza, crecimiento económico y oportunidades laborales para las personas con discapacidad en la comarca cordobesa.
  • En efecto, según la Tasa AROPE, tasa de riesgo de pobreza o exclusión social, “Prácticamente una de cada tres personas con discapacidad, está en riesgo de pobreza y/o exclusión”. Entre los factores que influyen en este mayor riesgo de pobreza y/o exclusión, la dificultad para el acceso al mercado de trabajo y la carga económica que supone la discapacidad, son determinantes. Estos datos son profundamente injustos, y reflejan una situación social inaceptable que nos obliga a esforzarnos, arriesgar, innovar y promover iniciativas por y para las personas con discapacidad.
  • Según el Informe Olivenza,  el eje económico de inclusión social aborda dos dimensiones fundamentales: por un lado, la participación en la producción, es decir, en el empleo, y por otro, en el producto social, es decir, en la generación de ingresos, pobreza y consumo. Las personas con discapacidad evidencian una desventaja en cuanto a resultados de inclusión social, cuantificada en una distancia de un 35,75% respecto al nivel que alcanza la población general en esos mismos indicadores. ¿Una sociedad democrática socialmente avanzada puede permitirse este dato? No será por la falta de implicación de todas las organizaciones que como Fundación PRODE trabajamos por cambiar estas perspectivas indignas.
  • Igualmente, según el OED, el riesgo de pobreza es considerablemente más alto para las personas con discapacidad en el Medio Rural que en el Medio Urbano, y muy superior al de la población sin discapacidad. Además de tener ingresos menores, las personas con discapacidad asumen unos costes extraordinarios en su vida diaria, y este hecho disminuye su calidad de vida. Por eso, Fundación PRODE ha puesto en marcha 44 proyectos de emprendimiento social desarrollados por un total de 503 profesionales empleados, a los cuales se sumarán las 5 personas con discapacidad o enfermedad mental contratadas en la “Estación de Servicio Social” PRODENERGY.
  •   Para el Observatorio Estatal de Discapacidad, cuyas investigaciones son seguidas muy de cerca por Fundación PRODE, la situación laboral es un indicador esencial de calidad de vida, y la carencia de empleo es uno de los principales indicadores de exclusión social. Por eso, Fundación PRODE promueve la diversificación económica en el Valle de Los Pedroches, aportando su granito de arena al desarrollo sostenible de nuestra tierra, y la lucha contra la despoblación que sufre la comarca, tratando de que las personas con discapacidad disfruten de los recursos necesarios para ser iguales que el resto de la población.

Ante esta situación de injusticia, desigualdad y vergüenza social, está meridianamente claro que las personas con discapacidad no pueden aceptar esta discriminación que sufren en todos los ámbitos de su vida, y especialmente en el mercado laboral. Fundación PRODE, que se dedica a luchar para revertir esta situación, tiene el deber de trabajar junto a familiares, personas, administraciones públicas y empresas éticamente responsables, para que las personas con discapacidad no se queden atrás, tengan acceso a la inclusión real, y puedan ser felices.

Por eso, es importante que todo el mundo sea consciente de que cada vez que reposten combustible en PRODENERGY, están trabajando codo con codo porque muchas personas tengan la oportunidad de ser felices a través de un puesto de trabajo. ¡Porque entre tod@s debemos construir un mundo más justo donde todas las personas tengamos cabida!

Sobran los motivos.

AYÚDANOS A LLEGAR A MÁS PERSONAS
Share

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Share