El período estival trae un calendario lleno de actividades lúdicas muy variadas ofreciendo un abanico de posibilidades muy diversas según los gustos y preferencias.

Empezando por San Cristóbal, actividad en la que los usuarios con más necesidades de apoyo, participaron acompañados por voluntarios. También las Olimpiadas Rurales de Añora, en las que se pretende seguir participando años venideros. Playa, piscina, ferias de la comarca, cines de verano, terrazas y conciertos como el de la Húngara, que sin duda caló hondo, ya que esta cantante tuvo la gentileza de cumplir el sueño de una usuaria que no podía acudir a su concierto y se acercó a darle ánimos y fuerza. Y es que el ambiente, el calor y todas las actividades que se organizan fomentan ese impulso de salir a la calle y disfrutar.

AYÚDANOS A LLEGAR A MÁS PERSONAS
Share

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Share